Seguidores de Poesiarioja

Leyre López





BIOGRAFIA


Leyre López (Alfaro, 1989),  es estudiante de Psicología, además de cursar estudios de piano, guitarra y solfeo. 

Desde muy pequeña ha escrito cuentos infantiles y juveniles. Su obra narrativa ha sido premiada en varias ocasiones en el Certamen Literario «Ciudad de Alfaro», consiguiendo el primer premio en 1996, con apenas 7 años, en la categoría “Juvenil” con el cuento Cosas de mi perro. En los años siguientes, obtuvo el primer premio con La banda de las manchas“Bolita”, el hamster de Laura, y ya con 15 años, con el relato sobre bandas juveniles,Rose

Desde 2007 participa con la Asociación Amigos de la Poesía de La Rioja Baja en recitales poéticos. Participa con asiduidad en algunos foros sobre poesía en internet, publicando sus obras en algunos de ellos.



POEMAS



INTENTO RETENERTE


Como una daga
tus palabras me cortaron el aliento,
me vaciaron por dentro
y me robaron la ilusión
en un solo momento.

El viento arrastra las hojas del otoño
trayendo consigo el duro invierno.
Las luces del día se apagan
y el frío me hiela los huesos.

Intento retenerte,
volver a mirarte,
recuperar la ternura
y que los besos me den la cura.

Pero no hay salida,
sólo dejar que marches.
Olvidar y esperar
a que de nuevo una luz atraviese mi vida
y me haga brillar como tú lo hiciste.






AQUÍ, ALLÍ

Vámonos,
carretera y manta, 
que la luna nos pille silbando.
Que el asfalto se convierta en nuestra segunda piel,
y el horizonte sea un imposible alcanzable. 

Vámonos,
sintámonos libres de enredarnos con el viento de poniente, 
sin miedo a naufragar entre mareas, 
surcando cielo y tierra,
agua y fuego. 

Vámonos, 
a donde sea,
escapemos
lejos,
aquí,
allí.



NO QUIERE VOLAR SOLA


Lo que nunca se atreverá a decirle es...

que le encanta cuando sonríe,
los huracanes que le provocan su mirada,
su respiración y la complicidad al rozar las madrugadas
cuando los silencios gritan lo que las palabras callan.

Lo que nunca se atreverá a decirle es...
que algunos días se muere de ganas
y muchas veces de miedo.

Que no quiere enredarle(se) entre las sábanas
si no es para quedarse a vivir en ellas, 
con ella.



ELLOS
A ella,

en tercera persona,
le encantaría que él,
masculino y singular,
se dejase de condicionales y pretéritos indefinidos,
para desatar su lengua en verbos irracionales,
conjugándolos en un futuro simple,
quizá imperfecto,
pero plural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada