Seguidores de Poesiarioja

Michel Garrido



BIOGRAFIA

Nació en agosto de 1960 en Arnedo (La Rioja) donde ha vivido siempre. Su afición a la guitarra fue la llave que le abrió las puertas de la poesía a través de cantautores como Paco Ibáñez o Joan Manuel Serrat.

Desde muy joven admiró a todos esos `poetas que han sido recitados y cantados por grandes artistas, poetas como nuestro querido y entrañable Miguel Hernández que quiso cambiar las armas por las palabras y lo consiguió, no cabe duda.

En 1998 Michel Garrido se unió a varios poetas para formar el núcleo de lo que hoy es la Asociación de “Amigos de la Poesía de La Rioja Baja”. A raíz de esta Asociación entró en contacto con otros músicos para poner voz y música en los recitales poéticos y así hacerlos más amenos. También fue esta Asociación la que despertó en Michel al poeta que lleva dentro.

Sus poemas son de fácil entendimiento, sencillos y contundentes a la vez. Trata temas tan variados y diferentes como pueden ser la infancia, la desigualdad humana, la denuncia social y ecológica, el amor, la guerra, la naturaleza, la muerte…





POEMAS




A  LA  SOMBRA  DEL  OLVIDO

Quisiera nacer de nuevo, ver la luz que ya no tengo
en la eterna oscuridad de este infinito sueño,
sentir la húmeda tierra que resbala entre mis huesos,
acariciar la mañana, el sol el agua y el viento,
ser amigo de la luna que me regalo el cielo,
volver a ver las estrellas con ojos llenos de fuego,
perderme entre la locura del amor y el sufrimiento,
sinceramente ser libre y siempre joven por dentro.

Solo quiero respirar para no ser aquel necio
que vivió sin darse cuenta que la vida es lo más bello.
Quiero encontrar la verdad, aquella que fui perdiendo
entre ambiciones de un mundo que enterró todos mis sueños:
los sueños que no alcance y que ahora se que fueron 
encerrados en mi alma por mi orgullo carcelero.

De cuanto fui a lo que hoy soy, tan solo queda un recuerdo
de lagrimas pasajeras que evocan vivo mi cuerpo.

Que no se os duerma el alma en la codicia del mundo
que aunque ahora estáis muy vivos 
muy pronto estareís conmigo.

Los que mucho me quisieron y también mis enemigos,
todos tienen aquí un sitio… A la sombra del olvido. 


A COSTA DE TUS ENTRAÑAS

Cruzando el valle de Allín, allá por tierras de Estella,
en sierra Loquiz se adentra desde Ganuza una senda,
un arroyuelo deleita nuestro oído con sus aguas 
  destellantes bajo el sol que penetra en la vereda,
entre robles miro el cielo desplazando a nubes blancas
sobre gigantescas rocas verticalmente abrazadas.
Generosa madre tierra, tu grandeza me enamora 
y pienso en cosas que el hombre a costa de tus entrañas
cruelmente ambiciona, destrozando tu belleza 
y envenenando tus aguas.

Por una empinada cuesta continuamos la senda
entre boj, brezo y romero, hasta llegar a la ermita,
en la campa de Santiago nuevamente mi cabeza 
piensa en cosas y pregunta:¿para que tantas iglesias?
si seguimos siendo malos, traidores y egoístas.
¿No será mejor tener por “dios“ la naturaleza
que con paciencia y respeto nos enseña a amar la vida?
Sin tan si quiera ni un rezo a la vera de Santiago
después de echar un bocado entre robles llaneando 
continuamos camino.

Al llegar a los cotados otra vez yo me enamoro
de un mar verde de parcelas entre caminos y pueblos,
libre aquí arriba me siento, como águila surcando el cielo,
un cielo que no es de nadie y quieren ponerle dueño,
¿que nos pasa a los humanos? ¿porque nunca aprendemos,
 ni de los errores de otros ni de los errores nuestros?
seguimos haciendo guerras para obtener beneficios, 
somos sangrientos verdugos, de la tierra que nos nutre.. 
…y hasta de nosotros mismos.

Al bajar de los cortados… volví otra vez al mundo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada